Feeds:
Entradas
Comentarios

Etapas del sueño

A través de diferentes estudios científicos, se ha observado que durante las 8 horas de sueño promedio, el ser humano experimenta dos tipos diferentes de sueño: el sueño REM y el sueño NREM.  Ambas etapas se distinguen porque en la etapa REM (Rapid Eye Movement o movimiento rápido de ojos),  los ojos se mueven rápidamente bajo los párpados. En cambio en la etapa NREM, no existe este movimiento. La mayor parte del sueño está compuesta por sueño NREM (o sueño sin movimiento rápido de los ojos).

 El sueño pasa por diferentes etapas, que se suceden en ciclos que varían entre los 90 y los 110 minutos. Las primeras cuatro fases son sueño NREM, mientras que la última fase es sueño REM.

La primera etapa del descanso se conoce como sueño de Fase NREM.

En esta fase, se describen varias etapas.

Etapa 1 Fase NREM.

Es la etapa de sueño ligero o superficial que ocurre después de acostarse y durante los primeros minutos del sueño. En este estado, la persona puede despertarse con facilidad y el cuerpo suele moverse buscando una posición cómoda. En ese momento, la persona suele tener todavía en mente los problemas que ha tenido durante el día.

Etapa 2. Fase NREM.

Después de unos diez minutos de sueño ligero, se entra en una segunda fase que dura unos 20 minutos. Este período representa la mayor parte del sueño humano. Es la fase de sueño profundo. La frecuencia cardiaca y la frecuencia respiratoria se hacen más lentas y no se evidencian movimientos oculares.

Etapa 3-4 Fase NREM.

Sueño muy profundo. En la tercera fase, la frecuencia cardiaca y respiratoria se hacen más lentas. En esta etapa no se sueña.

La cuarta fase se caracteriza por la respiración rítmica y la limitada actividad muscular. Si se despierta a una persona durante la cuarta etapa (la fase del sueño profundo), la persona no se ajusta de inmediato y se puede sentir atontada y desorientada durante los siguientes minutos.

Pasada la cuarta etapa, se entra en la llamada etapa REM

Etapa 5 Fase NREM.

Esta etapa llega al final de cada ciclo. Se experimentan cambios en la frecuencia cardiaca y respiratoria, que pueden fluctuar en función de si el sueño es agradable o se tiene una pesadilla. Es la etapa en la que se producen y se recuerdan los sueños.

Durante esta etapa, los ojos se mueven mucho y el ritmo de respiración y la presión arterial aumenta. Sin embargo, el cuerpo está quieto. Es la forma que tiene la naturaleza para impedir actuar y llevar a cabo nuestros sueños.

Después de la fase de sueño REM, el ciclo empieza de nuevo y se repite hasta 5 veces.

Anuncios

¿Por que dormimos?

El sueño es una parte natural de la vida de todo ser humano, pero mucha gente sabe muy poco acerca de lo importante que es y algunos incluso tratan de vivir durmiendo lo mínimo posible. Dormir es algo que nuestros cuerpos necesitan, no es una opción. A pesar de que la razones por las que dormimos siguen siendo un misterio, sabemos que cuando descansamos, muchos de los órganos y sistemas regulatorios continúan funcionando de forma activa. Algunas partes del cerebro aumentan considerablemente su actividad y el cuerpo produce más cantidad de determinadas hormonas.

Cuanto mayor es el período que permanecemos despiertos, mayor es la necesidad que tiene el cuerpo de dormir.
También cuanta mayor actividad y desgaste (físico y mental) tenemos durante el día, mayor es la necesidad de dormir.

Durante el sueño, la actividad eléctrica del cerebro es distinta a como es durante el día. La falta de sueño también suele afectar más al cerebro de lo que afecta al resto del cuerpo.

Tenemos que dormir porque es esencial para mantener los niveles normales de las competencias cognitivas tales como el discurso, la memoria y el pensamiento innovador y flexible. Dicho de otra forma, el sueño desempeña un papel fundamental en el desarrollo del cerebro.

Existen diferentes teorías sobre la función que cumple el sueño. Estas teorías tienen como base diferentes experimentos y el estudio de cómo dormimos, o de las etapas de las que se compone el sueño.

Una de las teorías más extendidas es:

La función reparadora o restauradora del sueño:

El sueño permite a nuestro organismo recuperar energía, eliminar toxinas y preparar al cuerpo para retener nueva información. Entre otras cosas, dormir:

  • Aumenta el sistema inmunológico, haciendo que el organismo sea más resistente a contraer enfermedades.
  • Libera las tensiones acumuladas en los músculos, columna y articulaciones, mejorando la postura corporal.
  • Ahorra la energía que el organismo necesita para reparar disfunciones internas,
  • Descansa la vista.
  • Produce una mejor oxigenación corporal favoreciendo sobre todo al aspecto de la piel.

La función adaptativa del sueño: Durante el período de sueño, el cuerpo experimenta ciertos cambios físicos. Se reduce la temperatura, la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la frecuencia de la respiración. También hay ciertos momentos (etapa REM) en los que el cerebro tiene una actividad especial. Esta etapa se interpreta como una posible alerta del cuerpo durante el sueño.Otras teorías o hipótesis hablan de la función protectora del sueño, la conservación de la energía o la relación del sueño con la memoria. En relación a la memoria, hay teorías contrapuestas. Hay una teoría que dice que el sueño consolida la memoria a largo plazo y otra teoría apunta a que durante el sueño el cerebro se desprende de toda aquella información que no necesita. Es lo que podría llamarse el desaprendizaje.

La realidad es que no se sabe a ciencia cierta cuál es la función real del sueño. Lo que sí sabemos es que el sueño cumple un papel fundamental en la calidad de vida de una persona.

Los trastornos del sueño provocarán que una persona esté cansada durante el día y el cansancio tiene implicancias directas sobre la calidad de vida de una persona.

Una persona que duerme 7-8 horas diarias, sentirá los beneficios que tiene haber dormido en su cuerpo, tanto a nivel físico, como mental como estético. Dormir es una necesidad biológica irreemplazable ya que nos permite recargar la energía para encarar un nuevo día.

Los bolsos y carteras son los accesorios predilectos de las mujeres, ya que las mujeres los utilizan para llevar consigo todos los artículos que utilizarán durante el día. Teléfono móvil, tabaco, maquillaje, toallitas femeninas, llaves, gafas, apuntes, agenda, son los que ocupan gran parte del bolso.

 

En el momento de efectuar una compra, debes saber que un bolso muy grande (y que por tanto, puede resultar muy pesado) requerirá de mucho esfuerzo para trasladarlo y tendrá un sobrepeso que repercutirá directamente sobre tu columna. Un buen consejo para evitar eso es comprar un bolso pequeño, o que simplemente te permita llevar los artículos de primera necesidad, para que no se vea tentada a que por espacio, tener que llevar todo lo que esté a tu alcance.

El color, tamaño y el estilo de tu bolso será lo que oriente finalmente la decisión de compra. De todos modos también debemos estar alertas a los efectos negativos que tendrá el bolso, más allá de nuestro gusto o la tendencia o moda del momento.

Consejos para seleccionar un bolso acorde a tu físico:

Mujer con caderas anchas. En este caso, elige un bolso pequeño con correa corta. Este bolso hará que el resto de las personas te mire de la cintura para arriba y podrás lograr un equilibrio de tu bolso con el resto del cuerpo. Si por el contrario tienes pechos muy grandes y voluminosos, elige un bolso más grande con correa larga, para contrarrestar.
Mujer alta y delgada. Un bolso voluminoso y de colores fuertes será un accesorio perfecto para añadir otra dimensión a tu figura. De todas formas, asegúrate de que aunque llevas un bolso voluminoso, no lo llevas lleno de cosas, ya que podría resultar demasiado pesado.
Mujer baja. Utiliza cualquier tipo de bolso, aunque se recomienda no elegir bolsos muy grandes o de correas largas. Un bolso pequeño de correa corta es la opción ideal.
Mujer mediana. En este caso, un bolso mediano, con correa hasta la cintura, hará que la vista se centre en la mujer en general y dará una sensación de que se trata de una mujer más estilizada.

Si tienes en cuenta estos consejos, no solo estarás prestando atención a la moda y a tu belleza sino también a tu salud en general. Analiza en profundidad la compra de tu bolso o cartera y debes saber que estarás invirtiendo no solo en su belleza sino también en tu salud.

La eterna juventud es un sueño de muchas mujeres y hombres a lo largo de los siglos y de las civilizaciones. Se han escrito numerosas novelas, películas y cuentos que tratan sobre ello.

Hoy en día, las mujeres nos gastamos, todos los años, miles de millones de dólares en productos cosméticos, en operaciones estéticas y en otros tratamientos que desafían los efectos estéticos del paso del tiempo.

Cuando somos jóvenes, nuestra piel está tersa, nuestros músculos más tonificados y nuestro cuerpo todavía no ha empezado a sufrir los efectos del desgaste que viene por el paso del tiempo. En este momento es el que más atención debemos prestar a nuestra salud y hacernos los controles médicos adecuados a nuestra edad para que el paso de los años no nos afecte demasiado.

 Pero también desde la moda se puede hacer mucho para verse más joven. A continuación te damos algunos consejos que puedes poner en práctica para aparentar tener varios años menos. 

Busca información de las tendencias del momento

Lo primero que debes de hacer es informarte bien.

Internet, las revistas y los canales de moda son la mejora opción para estar al tanto de lo que se usa cada temporada.

Presta atención a los colores, a los diseños y las nuevas tendencias. A veces no es necesario cambiar por completo tu estilo, sino abrir la mente y conocer las posibilidades de combinación de los nuevos conjuntos.

No es necesario gastar mucho dinero para estar guapa, pero resulta de gran ayuda inspirarte de las revistas y ver diferentes ideas para saber cuáles te gustan más, cuáles te sientan mejor y cuáles son las ideas que mejor te parecen sobre cómo vestirte.

No al ridículo. Estar a la moda no significa ponerte todo lo nuevo que aparezca.

Debes construir un estilo propio que te haga sentir cómoda, guapa y segura de ti misma. Presta atención a los nuevos modelos y accesorios, pero piensa también si son realmente adecuados para la edad que tienes.

Si tienes más de 40 años, es probable que un piercing en la ceja, por más que se use, no sea lo más adecuado para ti.

Prueba diferentes modelos. Es probable que si entras en locales en los que venden ropa para adolescentes o para chicas jóvenes, te encuentres con modelos que te gusten. Si no puedes aguantar las ganas y quieres comprarlo, elige colores sobrios, como el negro, el azul oscuro o el marrón. Ese tipo de tonalidades le da un estilo sexy pero más coherente a tu edad.

Una mujer querrá verse joven con su ropa por diferentes razones, entre las que cabe destacar: la exigencia de la moda actual, la necesidad de agradar, o simplemente para sentirse tan bonita como lo era cuando era una adolescente.

¿Qué prendas del vestuario se convierten en aliadas de una mujer que quiere quitarse algunos años de más?

  1. Jeans / pantalones tejanos. Los jeans son un buen aliado para aquellas mujeres que quieran disimular sus caderas y a las que la cintura se les ha ensanchado. Para obtener los mejores beneficios, piensa en jeans de colores oscuros, que siempre disimulan mejor que los tonos más claros.
  2. Vestidos. Esta prenda te hará sentir femenina y joven. Si la prenda que tienes en tu guardarropa es un vestido de corte a la rodilla, procura que sea una prenda escotada. Recuerda que tiene que explotar tus mejores partes, o las que te hagan sentir más segura. Si el vestido es muy escotado, procura tener a mano un chal para cubrirte.
  3. Pantymedias. Este tipo de artículos te ayudarán a sostener la flacidez propia de la edad y tus piernas se verán más tonificadas. Sin embargo, no uses tallas inadecuadas, ya que seguramente te causarán dolor y te resultarán incomodas.
  4. Accesorios. Los bolsos, collares y pulseras también dan un toque juvenil. Procura comprar aquellos accesorios que tengan posibilidad de combinación, y utilízalos frecuentemente.
  5. Maquillaje. Un buen maquillaje puede quitarte varios años en pocos minutos, sobre todo los colores pasteles y las bases compactas. Sin embargo, no abuses de ellos. Si pones mucho énfasis en marcar los detalles de tu rostro, puedes acentuar tus años en vez de eliminarlos.

Una rutina de ejercicios es una forma muy sencilla para que una persona pueda obtener importantes beneficios, tales como:

    • Mejoras en lo físico: Desarrollo de la masa muscular, ampliación de la capacidad aeróbica y respiratoria, mejora del sistema cardiovascular, disminución de la presión arterial, mejora de la flexibilidad y elasticidad muscular y disminución de la fatiga.
    • Mejoras en lo estético: El ejercicio físico ayuda a adelgazar y a mantenerse en forma. Además tonifica los músculos y produce efectos estéticos visibles muy positivos en la musculación y en la piel. Además, permite mejorar aspectos tales como la celulitis y las varices ya que promueve y mejora considerablemente la circulación sanguínea.
    • Bienestar emocional: El ejercicio físico suscita un estado de ánimo positivo, disminuye los niveles de estrés, y promueve un mayor nivel de socialización.

Para que una persona que tiene un estado de salud normal pueda obtener estas mejoras, los especialistas recomiendan que como mínimo realice una rutina de ejercicios físicos de una hora al día y por lo menos tres veces a la semana. A medida que la persona se va poniendo en forma, esa rutina podría intensificarse para obtener todavía mejores resultados. Se aconseja que la práctica aeróbica esté siempre supervisada por un profesional ya que si se realizan mal los ejercicios o se realizan con demasiada intensidad podrían ser perjudiciales para la salud.

Uno de los ejercicios que pueden realizarse sin la necesidad de recurrir al gimnasio son los paseos o caminatas. Un estudio reciente ha concluido que caminar media hora al día y (por lo menos) 5 días a la semana, ofrece grandes beneficios para la salud. Este simple ejercicio no requiere más que el uso de ropa cómoda y un buen calzado y ofrece importantes mejoras en la capacidad cardiorrespiratoria de la mujer y del hombre.

Si realizas una rutina de ejercicios físicos controlados y continuados tendrás muchos beneficios directos sobre tu cuerpo y un bienestar psicológico. Estudios científicos han constatado que el ejercicio físico distrae a quien lo realiza, bajando notablemente sus niveles de estrés. Una rutina de ejercicios facilita la liberación de endorfinas al organismo (las endorfinas son las hormonas que reducen el dolor y generan un bienestar general en el estado de ánimo).

Los efectos positivos que brindan los ejercicios físicos solo serán perceptibles si la actividad que se realiza tiene una intensidad, coordinación y suficiente duración. Podemos afirmar que la implementación de una rutina aeróbica y al aire libre promueve:

  • El funcionamiento mental y emocional.
  • La confianza en sí mismo y la autoestima.
  • El rendimiento académico y laboral.
  • La satisfacción sexual.
  • La mejora del aspecto y de la imagen que uno tiene de sí mismo (lo que eleva el autoestima).

En aquellos casos en los que el paciente tiene una depresión, llevar a cabo una rutina de ejercicios de forma continuada suele ser un complemento ideal ya que combate los estados de ansiedad y la neurosis severa. Además, la realización continuada de actividades físicas previene las enfermedades cardiovasculares.

Descansar correctamente beneficia a la mujer o al hombre en diferentes aspectos, que incluyen: su rendimiento físico , su actividad laboral y su aspecto estético. Un buen descanso permite, entre otras cosas, tener y contar con la energía necesaria para encarar una jornada diaria, eliminar toxinas del organismo, tener un estado de ánimo positivo y combatir los efectos del estrés que tan nocivos son para el organismo.

Un buen descanso tiene consecuencias directas sobre la estética como por ejemplo: mejoras en el aspecto de la piel (sobre todo en la disminución de ojeras en el rostro), mejoras en el aspecto del pelo y un mayor control del peso corporal.

Una mujer puede gastarse una fortuna en cremas y cuidar su dieta, pero necesitará dormir para tener una piel bonita y brillante. Cuando una persona duerme, su cuerpo entra en modo de reparación, y la piel, los músculos, la sangre y las células del cerebro se regeneran.

Cuando una mujer (o un hombre) duermen el suficiente número de horas, su piel se ve más fresca, brillante y elástica. Dormir es un excelente tonificador para la piel. La piel áspera, las ojeras y la apariencia poco atractiva de la cara son signos inequívocos en la piel de la falta de sueño. El sueño refresca y repara la piel, de forma que aquellas que deseen verse más bellas, deberán aumentar el número de horas que duermen.

Un buen descanso también es necesario a la hora de perder peso. La mayoría de las hormonas del cuerpo se liberan cuando se duerme. Cuando se tienen problemas para dormir, estos niveles hormonales se desequilibran. Como consecuencia se puede tener sensación de hambre y comer más de lo normal, aumentando de peso.

Para descansar bien, una mujer o un hombre deben preparar su organismo para que el dormir sea un acto tan reparador como placentero.

Un buen descanso nocturno predispone a que la persona tenga mejor humor durante el día, mayor vitalidad, productividad y un mayor interés por su aspecto estético. Es probable que una mujer que tiene problemas para conciliar el sueño se sienta tan cansada e irritable durante el día, que pierda la iniciativa de vestirse, peinarse y maquillarse correctamente. Como consecuencia, esta mujer no se verá tan bella y puede aparentar ser varios años mayor.

Cuidados al ducharnos

El hecho de ducharnos todos los días nos impide ver que tenemos costumbres que a la larga pueden ser perjudiciales para la salud de nuestra piel y nuestro cabello.

Estar informados acerca de cuales son las costumbres saludables para nosotros hará posible que no sólo disfrutemos de la ducha sino que le brindaremos más tiempo de vida sana a nuestro cuerpo.

Temperatura del agua

Lo primero a tener en cuenta es que el agua que utilizas para ducharte tiene que estar tibia ya que los extremos pueden resultar perjudiciales para algunas pieles debido a  que el agua caliente puede irritarla y el agua fría causar picazón y sequedad.

Algunos opinan que el agua caliente no contribuye a que el busto luzca firme.

pl_1_1_1327

En el caso del cabello este puede quedar esponjado o con frizz debido a que el agua caliente abre las cutículas del cabello.

Uso de Jabones

En segundo lugar es conveniente el uso de jabones que sean suaves, salvo que el médico recete otro tipo específico de jabón.

Hay jabones que contienen mucha fragancia y color y eso puede irritar o secar la piel que ya tienen tendencia a ello.

En caso de piel seca no es conveniente bañarse más de una vez al día.

Lavado del cabello

El cabello es conveniente no lavarlo todos los días, en caso de que lo laves a diario hay que utilizar un champu suave y un acondicionador adecuado para tu tipo de cabello.

Un último enjuage con agua fría al cabello hace posible que se cierre la cutícula y este se vea más brillante.

Secar el pelo presionándolo con una toalla para que esta absorba el agua, sin estrujarlo, evita que se rompa más fácilmente por estar mojado.

Igualmente es recomendable dejarlo secar naturalmente para evitar que el calor de algunos instrumentos puedan dañarlo, se puede estilizar luego de que se seque.

Hidratación de la Piel

Para hidratar la piel es ideal una crema o aceite con poco o ningún olor para evitar la irritación, la fragancia se puede añadir luego con el perfume.

De esta forma también se evita que los olores se combinen si se usa una crema con mucha fragancia y luego se agrega el perfume.

Y para el momento del secado recomendamos las toallas de belleza de La Llave Hueca

 

dae6acc86ee9102dc2c5b750002bf6f7